Ikariam

Logo Ikariam juego de navegador

¿Te gustaría emular las aventuras colonizadoras de griegos y fenicios ?En Ikariam partes de un pequeño asentamiento en una isla del Mediterráneo a partir del cual tienes que crecer y desarrollarte hasta conseguir crear un imperio y colonizar nuevas tierras. Para ello será imprescindible que desarrolles una intensa actividad comercial y que trates de conseguir el máximo de recursos. Además, podrás elegir la forma de gobierno para tu polis.

IKARIAM_ES_JPG_336x280

En Ikariam, el jugador se enfrenta a un reto apasionante. Hacer su mundo cada vez mayor y más desarrollado. Su área de acción inicial es la ciudad que recibe, la cual se encuentra ubicada junto a otras en una isla. Su expansión natural será tratar de ampliar su influencia al resto de ciudades de la Isla, pero una vez logrado este objetivo, se le abre un tremendo abanico de posibilidades, ya que su isla forma parte de un archipiélago y podrá elegir otras hacia las que desplazarse para tratar de colonizarlas.

Para avanzar en este proceso resulta fundamental hacer acopio de materias primas y recursos, ya que éstos son la base para nuestra expansión. El principal recurso natural es la madera, que se encuentra presente en todas las islas, y su importancia se deriva de que es imprescindible para crear edificaciones.

archipielago ikariam

Teniendo en cuenta que el resto de recursos son bienes de lujo ( vino, mármol, cristal y azufre), y que para obtenerlos hay que construir edificios que los produzcan, se comprende el papel principal que la madera ocupa en Ikariam como recurso básico.

El paulatino crecimiento de tu ciudad conllevará el desarrollo industrial y comercial, así como toda una serie de actividades para que tu población tenga los adecuados niveles de satisfacción. Por lo tanto, tu actividad no podrá limitarse a buscar recursos o tratar de colonizar nuevos territorios, sino que también tendrás que atender a las necesidades que se van generando según vas desarrollando tu imperio.

De este modo, y teniendo en cuenta que una vez que dominas tu isla necesitarás transporte para desplazarte a otras, es necesario comprar barcos mercantes con los que movilizar unidades y recursos, y bienes culturales para que tu población esté satisfecha.

Así, entre la búsqueda de nuevos recursos, la construcción de edificios y la adquisición de bienes necesarios para el desarrollo de tu ciudad, van cimentándose las bases de tu poderío.

Pero en Ikariam no estás solo y otros jugadores siguen el mismo proceso. Antes o después, tus intereses chocarán con los de otra ciudad y habrá que dar respuesta a esa situación.

isla ikariam

Alianzas y batallas en Ikariam

Para solucionar estas situaciones podemos adoptar una actitud amistosa u hostil. En el caso de que no deseemos embarcarnos en problemas frente a otros jugadores podemos crear una alianza o unirnos a una ya existente. De esta forma, trataremos de continuar nuestro crecimiento y de mejorar la satisfacción de nuestra población mediante acuerdos y tratados que sean beneficiosos para ambas partes.

Podemos firmar tratados culturales, de comercio, militares o tratados de paz en función de la situación que se presente o de lo que pretendamos conseguir en cada momento, aunque para la firma de estos tratados deberán darse una serie de requisitos previos.

ayuntamiento ikariam

Si por el contrario somos de espíritu guerrero y preferimos someter a nuestros rivales, tomaremos la opción bélica para continuar con nuestra expansión. Teniendo en cuenta que en Ikariam nos movemos tanto en tierra firme como en el mar, existen dos tipos de batallas, marítimas y terrestres. Las primeras se dirimirán por la confrontación de naves militares mientras las segundas tendrán lugar entre soldados y equipo militar.

El jugador que comienza en Ikariam, al carecer de experiencia en esta área, podría ser blanco fácil de otros jugadores con un mayor desarrollo, por lo que, al iniciarse, está protegido por la mano de los Dioses, que durante un tiempo impedirán que otros ejerzan acciones hostiles contra él. Pero esta protección no es permanente y para cuando llegue el momento de ejercer acciones de guerra, ya sean de ataque como de defensa, deberemos estar preparados. Por eso cada poblado cuenta, desde el inicio, con un “pueblo de los Bárbaros”, en el que puede ir entrenándose en saqueos y batallas, sin que tenga que sufrir consecuencias por ello.

ciudad inicial ikariam

Crecimiento en Ikariam

Según vas obteniendo madera puedes ir construyendo edificios para obtener otros recursos (edificios de producción) pero no serán estas las únicas edificaciones en las que deberás centrarte. También será necesario abordar la construcción de edificios de reducción (destinados a mejorar la eficacia de los procesos) y edificios principales que cubran todas las necesidades de tu población.

Y es que la variedad de factores que hay que controlar hace que la construcción de edificios sea imprescindible para culminar un desarrollo equilibrado. Será necesario fundar academias para que tus investigadores desarrollen su labor, depósitos para almacenar los recursos que consigas, embajadas para establecer relaciones amistosas con otros pueblos, murallas para proteger la ciudad o museos para colmar las necesidades culturales de los habitantes de la misma. Una taberna se convertirá en lugar de recreo para tu población, un templo permitirá que se comuniquen con los dioses y las tiendas favorecerán el comercio.

¡Tienes una gran tarea por delante para mantener felices a tus ciudadanos!

ciudad ikariam

Organización política en Ikariam

Pero en el diseño de tu ciudad y en la forma en la que te manejes en el juego va a tener mucho peso el tipo de organización política que adoptes. En Ikariam hay 8 formas de gobierno distintas, cada una con sus ventajas e inconvenientes, y es muy probable que en un momento u otro, optes por cambiar la forma de gobierno bajo la que se rige tu ciudad.

Por defecto, tu ciudad se organiza bajo la Ikacaracia, o lo que es lo mismo, el gobierno de un benévolo líder insular. Esta es una forma de gobierno sin ventajas ni inconvenientes, pero según pretendas conseguir unos objetivos u otros, puede resultar más interesante adoptar un gobierno diferente.

La aristocracia, el gobierno de los nobles, será la organización más favorable para aquellos jugadores que prefieran centrarse en la construcción de edificaciones, mientras la dictadura será la indicada si tu planteamiento es eminentemente militar. Si tus inquietudes están enfocadas en la investigación deberías decantarte por la tecnocracia y si tu prioridad es el comercio, conseguirás los mejores resultados bajo una oligarquía.

Democracia o gobierno del pueblo, Nomocracia o gobierno de la ley, o Teocracia, el gobierno de los sacerdotes, serán otras posibilidades de organización política. Sea la que sea la que elijas, has de saber que en el periodo de transición entre un modelo de gobierno y otro, en tu ciudad reinará la anarquía, lo que tendrá importantes costes.

IKARIAM_ES_JPG_336x280

Ikariam

Valoración

Siendo como es un juego de estrategia de navegador, Ikariam ofrece distintas experiencias a cada jugador dependiendo del enfoque que este quiera darle a su aventura. Puedes hacer de Ikariam una sucesión de enfrentamientos y forjar un imperio basado en tu fortaleza militar, o puedes convertirte en un líder benefactor que busca la felicidad de sus habitantes cerrando acuerdos y tratados, buscando la concordia y construyendo edificios que los mantengan satisfechos y orgullosos de pertenecer a esa comunidad. Decidas lo que decidas, el mundo de Ikariam continuará su actividad incluso sin tu presencia, de forma que seas un jugador ocasional o profundo, podrás ir comprobando tus avances y disfrutando de tus logros.

4,2
User Rating: 0.0 (0 votes)
Sending

Deja un comentario